Empleados del USCIS están en desacuerdo con nueva regla en solicitudes de asilo político

La propuesta reciente del gobierno de Trump

Durante los últimos tres años, la administración actual de los Estados Unidos ha aumentado las regulaciones para las solicitudes de asilo y múltiples restricciones han sido implementadas recientemente.

De hecho, a inicios de julio del 2020, el gobierno de Trump, a través del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR, por sus siglas en inglés), propuso una nueva regla para las solicitudes de asilo.

Hablando en general, el comunicado oficial declara que los oficiales de asilo pueden rechazar solicitudes si los inmigrantes tienen condiciones de salud que posan una amenaza para el territorio norteamericano y para la población local.

En otras palabras, el gobierno de Trump planea rechazar solicitudes de asilo si hay algún riesgo de un posible virus pandémico, enfermedades que se transmiten por contacto humano o incluso otras condiciones de salud que puedan vulnerar la salud de los ciudadanos estadounidenses.

La administración actual de los Estados Unidos argumenta que después de la llegada repentina de la pandemia global de Coronavirus, las agencias fronterizas y de inmigración deben evitar el ingreso de personas que puedan empeorar la condición sanitaria actual o que pongan en riesgo la salud de la población local.

Además de eso, debido a que el país es aún el epicentro principal de la pandemia, el gobierno propone esta regla para proteger el sistema de salud y evitar una saturación incluso mayor que la actual.

Oficiales de asilo político se oponen a esta nueva regla

El lunes 10 de agosto del 2020, un grupo de oficiales que trabaja en el área de revisión de solicitudes de asilo político en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), presentó un comunicado oficial expresando su desacuerdo con la nueva regla propuesta por el gobierno de Trump.

De hecho, en el comunicado oficial, los trabajadores del USCIS argumentan: “La promesa de seguridad y la oportunidad de construir una vida permanente sin persecución es parte del tejido moral de nuestra nación (…) Ese sistema se mantuvo durante décadas a través de múltiples administraciones, asegurando que los refugiados no serían devueltos a territorios donde podrían ser perseguidos o torturados.”

Los oficiales de asilo aseguran que la nueva regla viola esta promesa norteamericana, tampoco protege la salud de la población local ni previene posibles virus pandémicos, sino que solo es parte de la agenda de inmigración del presidente actual de los Estados Unidos, Donald Trump.

Ellos argumentan que “La deportación de solicitantes de asilo basada en supuestos problemas de salud pública a lugares donde pueden ser perseguidos es contraria a nuestra tradición permanente de proporcionar un refugio seguro a los perseguidos. La regla propuesta no debe adoptarse.”

La respuesta del gobierno de Trump

El gobierno de Trump aún no ha dado una respuesta con respecto a esta declaración oficial por parte de los trabajadores del USCIS.

Sin embargo, es importante que la administración actual revise a profundidad las posibles repercusiones de esta nueva regla para evitar poner en peligro la vida de inmigrantes que buscan protección internacional por medio de asilo político o refugio en un país primermundista como los Estados Unidos.

Prepare correctamente su caso de inmigración

Si usted tiene una solicitud de asilo político o cualquier otro caso de inmigración, es importante que busque ayuda de profesionales y evite un posible rechazo por parte del USCIS.

Además de eso, debido a la crisis sanitaria, algunos procesos han cambiado substancialmente, pero si usted cuenta con el acompañamiento constante de expertos, no perderá la esperanza de migrar a los Estados Unidos de manera legal.

Por ende, si tiene alguna pregunta sobre un problema de inmigración o sobre un caso que pueda tener actualmente en progreso, no dude en comunicarse con nosotros para una Consulta Telefónica GRATUITA con uno de nuestros abogados expertos en inmigración.

Simplemente llame a Motion Law hoy al: (202) 918-1799.