Los Dreamers aún no se sienten completamente a salvo

Jóvenes inmigrantes en los Estados Unidos y el programa de DACA

A través de la historia de los Estados Unidos, siempre ha habido un debate gigantesco dentro de las diferentes ramas del gobierno con respecto a los inmigrantes que fueron traídos al país sin documentación legal cuando eran menores de edad, quienes son comúnmente conocidos como Dreamers (Soñadores).

Hay miembros del gobierno que apoyan la idea de ofrecer un camino a la residencia legal a estos inmigrantes jóvenes que llegaron a los Estados Unidos de niños, pero, al mismo tiempo, hay miembros del gobierno que declaran que ofrecer alternativas legales a inmigrantes indocumentados, independientemente de si son menores de edad o adultos, alentaría la migración irregular masiva.

Debido a la controversia, las ramas del Congreso (Cámara de Representantes de los Estados Unidos y el Senado) no han podido llegar a un acuerdo ni aprobar una ley que les permita a los Dreamers quedarse permanentemente en el país. Sin embargo, hay administraciones que en efecto han intentado crear programas para beneficiar a los jóvenes inmigrantes, quienes, por cierto, son una parte esencial del sistema económico, el tejido social y la mano de obra local.

Por ejemplo, en el 2012, en un intento por proteger a los Dreamers, la administración de Obama implementó el programa de DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), el cual ofrece protección frente a la deportación por dos años con posibilidad de extensión. Bajo este beneficio, los Dreamers elegibles también pueden solicitar autorización de empleo y acceder a múltiples servicios sociales.

Los recipientes de DACA bajo la administración de Trump

Los recipientes de DACA enfrentaron múltiples procesos legales entre el 2017 y el 2021 bajo la administración de Trump, la cual intentó erradicar este programa de los beneficios ofrecidos a las comunidades de inmigrantes en los Estados Unidos.

El expresidente Trump argumentaba que los Dreamers no merecían la oportunidad de quedarse en el país debido a que violaron la ley de inmigración local al cruzar las fronteras sin autorización previa, a pesar de que eran menores de edad y muy posiblemente no fue su decisión.

Los Dreamers aún no se sienten completamente a salvo

Ahora que el país tiene una nueva administración, liderada por el presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris, los recipientes de DACA y los Dreamers en general esperan tener soluciones duraderas o permanentes, teniendo en cuenta que son una parte esencial del tejido económico de los Estados Unidos.

Sin embargo, la realidad es que ellos aún están en el limbo y temen la deportación, especialmente porque:

1. El caso de DACA aún está bajo revisión en una corte

Antes de que Biden asumiera el cargo, el programa de DACA ya tenía una audiencia pendiente en una corte de Texas en diciembre del 2020, donde el juez a cargo del caso debía decidir si el programa en sí mismo cumplía con los requisitos de elegibilidad para ser un beneficio migratorio o si violaba ciertos lineamientos legales.

Este caso aún está pendiente por resolverse debido a que el juez de Texas recientemente aplazó el veredicto para darle la oportunidad a los demandantes y demandados de presentar más evidencia y documentación.

2. El Senado aún no ha aprobado proyectos de ley de inmigración

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos recientemente aprobó dos proyectos de ley de inmigración y uno de ellos ofrecería alternativas de residencia permanente a los Dreamers elegibles. Sin embargo, para que se convierta en ley, debe ser aprobado por el Senado también.

¿Necesita ayuda con un caso de inmigración?

Si usted, un familiar o un amigo necesita ayuda con un caso de inmigración, contacte a Motion Law hoy para programar una Consulta GRATUITA con uno de nuestros abogados expertos en inmigración. Nuestro equipo estará encantado de guiarlo a través de su viaje de inmigración en los Estados Unidos.

Comuníquese con Motion Law Immigration hoy mismo al: (202) 918-1799.