La responsabilidad del gobierno entrante con los solicitantes de asilo

Inmigrantes huyen del peligro, pero no encuentran protección en los Estados Unidos

El presidente Trump ha liderado una de las administraciones que más ha restringido el proceso de asilo político en los Estados Unidos. Este programa humanitario está normalmente disponible para personas que necesitan protección internacional mientras intentan huir del peligro, la persecución o la violencia.

Sin embargo, el gobierno de Trump ha transformado substancialmente el proceso de asilo político, reduciendo las alternativas disponibles para las comunidades de inmigrantes más vulnerables y estrechando los parámetros de elegibilidad para reducir la cantidad de solicitantes de asilo que entra a los Estados Unidos anualmente.

El gobierno de Trump ha implementado políticas migratorias que disminuyen las posibilidades de solicitar asilo político para:

  • Víctimas de violencia doméstica.
  • Inmigrantes que huyen de la persecución por su identidad de género.
  • Víctimas de pandillas, incluyendo menores de edad.
  • Víctimas de miembros de fuerzas militares o entidades policiales, independientemente de si son miembros familiares o no.

Ese es el caso de Marisol, quien llegó a los Estados Unidos a solicitar asilo político ya que fue víctima de agresión y abuso por parte de su esposo, un miembro militar de Guatemala. Debido a las restricciones del gobierno de Trump, la solicitud de asilo de Marisol, y cientos de inmigrantes más, fue rechazada y posiblemente tendrá que volver al país donde sufrió abuso y violencia constante.

Por casos como el de Marisol, decenas de activistas, abogados de inmigración y defensores de los derechos de los inmigrantes han alzado su voz por parte de los solicitantes de asilo, quienes han tenido que atravesar situaciones verdaderamente riesgosas bajo la administración de Donald Trump.

La responsabilidad del gobierno entrante con los solicitantes de asilo

A pesar de que el presidente Trump buscaba la reelección, el nominado demócrata Joe Biden se llevó la victoria en las elecciones del 3 de noviembre del 2020. Biden será el presidente número 46 de los Estados Unidos y uno de los pilares de su campaña política es la inmigración.

Ahora que se acerca el Día de Inauguración (20 de enero), cuando el presidente electo asume el cargo, las comunidades de inmigrantes más vulnerables como los solicitantes de asilo esperan que su gobierno cumpla sus promesas y les ofrezca protección permanente después de ser amenazados constantemente por las políticas de Trump, las cuales pusieron en peligro sus vidas.

El gobierno de Biden planea remover las restricciones del gobierno de Trump sobre el programa de asilo político. Esto incluye, pero no se limita a:

  • Los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés) o “permanecer en México.” Esta política declara que los solicitantes de asilo deben permanecer en México mientras reciben las respuestas a sus casos de inmigración, arriesgando su integridad en ciudades peligrosas y a la merced de pandillas locales.
  • Políticas restrictivas que estrechan las posibilidades para que los solicitantes de asilo, que residen dentro de los Estados Unidos, puedan solicitar un Documento de Autorización de Empleo (EAD, por sus siglas en inglés).
  • Restricciones que limitan la elegibilidad para solicitar asilo político en los Estados Unidos.
  • La detención de solicitantes de asilo en centros de detención de inmigrantes o prisiones privadas que tienen convenios con Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

Por ende, el futuro de los solicitantes de asilo en los Estados Unidos depende enteramente de las decisiones que tome el gobierno entrante, las cuales deben ser asertivas para prevenir una catástrofe humanitaria y migratoria tanto en las fronteras como al interior del país.

Complete su proceso de inmigración con la ayuda de expertos

Ahora que el nominado demócrata será el presidente de los Estados Unidos, es posible que las políticas migratorias cambien de nuevo. Por ende, es recomendable buscar ayuda fidedigna de expertos, quienes están al día con las políticas de inmigración y pueden ayudarlo a elegir el proceso correcto para su caso particular.

Si tiene alguna pregunta sobre un problema de inmigración o sobre un caso que pueda tener actualmente en progreso, no dude en comunicarse con nosotros para una Consulta Telefónica GRATUITA con uno de nuestros abogados expertos en inmigración.

Simplemente llame a Motion Law hoy al: (202) 918-1799.